viernes, 23 de diciembre de 2011

Una amiga que retorna.

Le conocí en un locutorio ,que solíamos frecuentar .para comunicarnos con nuestras respectivas patrias.
En estos años pasaron muchas cosas.Nos hipotecamos,conseguimos pareja,tramitamos y obtuvimos la doble nacionalidad,esa clase de cosas.
Me presento a su novio,que ahora es un amigo,se convirtieron en Tíos de mi hija,y ella es, una de mis criticas mas duras.En su honor, hay que escribir, que, en general tiene razón.Aunque me cueste reconocerlo.
El fue despedido y tras buscar infructuosamente empleo retorno a su Rosario,Argentina,natal.
Ella siguió trabajando y cuando la despidieron se fue a Londres para hacer un Master y terminar de aprender Ingles.Echo lo cual paso por Valencia,arreglo unos asuntos y embarco hacia Buenos Aires.
La lleve al aeropuerto,en calidad de Desocupado en Formacion ,dispongo de las mañanas libres y la obligue a aceptarme como chofer.Tampoco fue tan difícil convencerla.
Hablamos de asuntos que me dejaba a cargo,le conté en que andaba y como me sentía respecto a la gente que conocí acá y ahora se va.
Digamos un vació frustrante.
Facturo las valijas,y fuimos a desayunar a una cafetería.Un ultimo encargo,una charla mientras esperábamos que fuera la hora de embarcar.Llore un poco.
Mis dudas sobre cuando volveremos a vernos, contra su certeza de que pasara.
Su Optimismo contra mi Realismo descarnado.
Un abrazo y entra a la zona, donde, solo los viajeros con tarjeta de embarque pueden pasar.
Le observo descalzarse,pasar el control y se que esta llorando antes de verle la cara por como tiemblan sus hombros.Me voy moviendo para que siempre que levante la vista me vea,hasta que ya no es posible,me saluda con la mano y ya no la puedo ver.
Tristón rumbeo para el coche,y no dejo de llorar todo el camino, me olvido de pagar y tengo que desandar, lagrimeando, mis pasos hasta el cajero automático;de solo pensar como se siente mi amiga,sola,en un avión ,con mas de doce horas de vuelo por delante,con todas las incertidumbres que son ahora su compañía.El echo de hacerlo por tercera ves, supongo que ayudara a sobrellevarlo, aunque seguirá siendo muy duro.
Ella es de una pasta especial,me consuelo,la misma que poseen todos los que meten su vida en una valija y saltan al vació, en busca de un futuro posible.Sin red ni paracaídas,en un acto heroico,de suma rebeldía.
Y es diferente. porque mi amigo la estará esperando,deje de llorar,de dos manotazos me seque las lágrimas.
Sigue siendo duro,para ella y para mi.
Y para su sobrina,que pregunta si la tía Eva ya se fue.



2 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar